Ciencia ficción para una pandemia global